0item(s)

No hay artículos en su la cesta.

Filtrar

Product was successfully added to your shopping cart.

Colchones

Establecer dirección descendente

   

Elementos 1 a 24 de un total de 128

  1. 1
  2. 3
  3. 4
  4. 5
Establecer dirección descendente

   

Elementos 1 a 24 de un total de 128

  1. 1
  2. 3
  3. 4
  4. 5

Colchones para que puedas dormir plácidamente

Según nuestros expertos en colchones, pasamos un tercio de nuestra vida en la cama. Razón de más para disponer del colchón adecuado. Sólo así podremos disfrutar de los placeres del sueño y conseguir un descanso reparador en largas y plácidas noches. ¿Cuál es el colchón más adecuado para ti? Hay una gran variedad de colchones, desde los de espuma fría o de espuma confort, pasando por los de látex, a los de muelles. Para que te sientas bien en la cama el colchón es un elemento decisivo. Además de valorar la sensación de comodidad y relax que nos transmite, no hay que pasar por alto los aspectos relacionados con la salud. Un colchón inadecuado puede hacer que rápidamente tengas dolores de espalda y contracturas. En el peor de los casos, puede incluso dar lugar a hernias discales o generar problemas de circulación sanguínea. Habla de ello con toda confianza, no te cortes. Te aconsejaremos sobre los factores a los que tienes que prestar atención a la hora de elegir colchón.

En la compra del colchón tú eres la medida de todas las cosas

No todos los colchones sirven para todo el mundo. Cada persona es diferente. En las posturas de dormir preferidas juegan un papel importante la altura, el peso, la constitución, la sensación de presión, la sudoración o incluso las alergias. Independientemente de cómo te tumbes, el colchón siempre tiene que mantener la columna vertebral en posición recta, pues esta no debe ni combarse ni arquearse. Eso conllevaría privación de sueño o sueño inquieto, lo que podría repercutir negativamente sobre tu salud. Únicamente con el colchón adecuado puedes relajar plenamente tu cuerpo y prevenir problemas de salud. Nuestro personal cualificado te aconsejará gustosamente y conjuntamente encontraremos el colchón que mejor se adapta a ti. Así podrá dormir como los ángeles.

La jungla del grado de dureza

Para cada tipo de sueño existe el colchón perfecto. El requisito indispensable para una buena calidad de descanso horizontal es contar con materiales de alta calidad y un perfecto acabado. Todos los colchones de nuestro catálogo cumplen estas condiciones. Además, el grado de dureza es un factor importante en la decisión. En este sentido, aparte del peso, también tienes que tener en cuenta tu complexión, tus hábitos de sueño y tu posición preferida para dormir. Cada persona experimenta la comodidad a su manera. Los grados de dureza abarcan de H1 (blando) a H4 (muy duro). Desafortunadamente los grados de dureza no siguen una norma fija. En principio, se podría decir que la H1 es la adecuada para personas que no llegan a los 60 kilos. Lo cual es realmente complicado en el caso de adultos, que tienden a decantarse por los de dureza 2 y 3. La H4 se recomienda para personas que pesan más de 110 kilos. Aunque a menudo, a la hora de realizar sus recomendaciones, los fabricantes desatienden las posturas para dormir de los clientes y otros factores de comodidad. Quienes al estar tumbados quieren sentirse sujetos, tendrán que optar por un grado más de dureza.

Así te acuestas de manera adecuada

La regla general: La columna vertebral está recta cuando la cabeza, los hombros, el tronco, los glúteos y las piernas se pueden hundir por separado en el colchón. ¿Te has preguntado alguna vez qué significan las llamadas zonas de descanso del colchón? En primer lugar, que un colchón tenga más zonas no implica que sea mejor. Depende siempre de la sensación que te genera y de lo que consideras cómodo. Para cumplir de una manera óptima con las condiciones del cuerpo, los colchones disponen de distintas capas de dureza, las llamadas zonas de descanso. El cuerpo recibirá apoyos de distinta dureza según en qué parte. En las zonas del cuello, la cabeza y los hombros se requiere una dureza de apoyo distinta a la del costado o las piernas. Únicamente un colchón con más zonas puede garantizar que se ajustará perfectamente a tu cuerpo. Los más populares son los colchones con siete zonas de descanso, porque cumplen con los requisitos de la posición de dormir de manera óptima. A menudo no somos capaces de percibir la diferencia entre uno de nueve zonas y uno de siete. Los de cinco zonas aportan algo menos de confort en el área de los hombros y por eso se recomiendan solo para personas sanas sin problemas de espalda.

Cuando transpiras mucho: colchones de muelles

Dentro de las clases de colchones, el de muelles es un clásico. No solo por la excelente fuerza de apoyo para el cuerpo, sino también por la estabilidad especial que aporta y su perdurabilidad. Los núcleos de muelles que contiene el colchón disponen de numerosos muelles de acero o metal conectados entre sí. Los huecos que quedan entre ellos garantizan que transpire perfectamente y hacen que sean muy adecuados para gente que suda mucho. La humedad se aísla de forma óptima y se elimina a través de la zona interior. Se evita así la formación de hongos. Los colchones de muelles se diferencian según el tipo de muelles que llevan. En los de tipo ensacado, los muelles son de acero y están embolsados en sacos de tela. Los colchones de muelles bicónicos, también conocidos como Bonell, tienen un número menor de muelles y el diámetro de los mismos también es algo inferior. Por eso el colchón es algo más blando. Los colchones de muelles son adecuados para las personas que duermen boca abajo o boca arriba, así como para quienes prefieren los colchones más duros. La estructura estable de los colchones de muelles permite tumbarse en una posición horizontal y cuidar así la columna vertebral. Eso sí, los colchones de muelles no están pensados para camas con somieres regulables, puesto que la flexibilidad del colchón está condicionada.

Cuando no paras quieto: colchón de espuma fría

¿Tienes noches con sueño inquieto o dolores de articulaciones o de espalda durante todo el día? Entonces puede que el colchón de espuma fría sea el ideal para ti. Por el soporte que proporciona yacerás recto y tus músculos podrán relajarse por fin por las noches. La excelente elasticidad en puntos específicos cede en las zonas adecuadas y ofrece al resto del cuerpo un apoyo óptimo. Como consecuencia del proceso de fabricación especial, el colchón de espuma fría muestra en su interior una estructura de espuma con poros abiertos e irregulares y garantiza así la suficiente ventilación. Este perfecto estado higiénico beneficia a los alérgicos. Se consigue más fácilmente y mejor un ambiente seco para dormir. A propósito, si eres friolero, te aconsejamos que escojas este tipo de colchón. El aislamiento térmico guarda el calor corporal y lo emite lentamente de nuevo hacia el mundo exterior. Los colchones de espuma fría no se inclinan cuando te mueves. Tan pronto como cambias de posición y la carga por compresión desparece, el colchón de espuma fría vuelve a su posición inicial. El más popular es el colchón de espuma fría de siete zonas de descanso. Con sus siete zonas ergonómicas mejora la manera en que se adapta específicamente al cuerpo. El resultado es una posición sana de la columna vertebral y un sueño apacible.

Visco, del espacio extraterrestre a tu dormitorio

¿Te has preguntado alguna vez de qué está compuesto el material viscoelástico? En origen proviene de la NASA, que la empleaba para durante la fase de aceleración hacia el espacio de los astronautas para tratar de garantizar una mejor despresurización. La espuma viscoelástica es elástica permanentemente, una vez se presiona, mantiene la impronta un poco más, antes de volver a su posición original. Para hacerte a la idea, puedes pensar que el material es un gel viscoso. Tu cuerpo se extiende sin presiones y el peso se distribuye uniformemente sobre el colchón. El viscoelástico presenta dos características que son muy importantes para un sueño apacible: un alto grado de elasticidad en puntos concretos y una descompresión óptima. Si te tumbas sobre un colchón viscoelástico te transmite una sensación blanda, pero ten en cuenta que no tiene nada que ver con el grado de dureza. Prueba a recostarte en un colchón viscogel en una de nuestras tiendas y siente cómo esa grata sensación se apodera de ti.

En nuestra tienda online podrás buscar hasta que encuentres la inspiración. Encontrarás desde sillas, mesas y cómodas hasta aparadores, estanterías, camas, colchones o somieres pasando por infinidad de accesorios para tu hogar... en definitiva, todo lo que tu casa necesita. Si tienes preguntas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, por teléfono, en nuestras tiendas o por correo electrónico. Estaremos encantados de atenderte.