0item(s)

No hay artículos en su la cesta.

Filtrar

Product was successfully added to your shopping cart.

Espejos

No hay ningún artículo que se ajuste a su selección.

Espejos que bien valen una mirada

Diariamente pasamos mucho tiempo mirándonos frente al espejo. ¿Pega lo que llevamos puesto? ¿Van a tono el peinado y el maquillaje? ¿Tiene la camisa arrugas en la espalda? El espejo siempre devuelve una mirada fiel a lo que hay y por eso cumple perfectamente con las necesidades, ya sea pronto por la mañana cuando estás recién peinado o por la noche cuando te pruebas el modelito para salir de fiesta. Un espejo es especialmente útil y a la vez es también un bello elemento decorativo que colgar en las paredes o colocar en las habitaciones. Por eso no todos los espejos pegan en todos lados, ni tienen el mismo objetivo. Los grandes espejos de pie, por ejemplo, sirven para devolverte una imagen de cuerpo entero, mientras que los pequeños espejos de pared están pensados para maquillarse rápidamente o pasar revista al peinado que llevas. Además, los espejos valen para algo más que devolver una imagen del exterior. Colócalos sobre las paredes como elementos decorativos premeditados. Verás cómo habitaciones pequeñas parecen mucho más grandes y cómo las grandes transmiten más elegancia. Consulta nuestro catálogo para encontrar una infinidad de espejos entre los que habrá seguro alguno de tu gusto.

De cuerpo entero...

Todos conocemos la situación, cuando tenemos que apresurarnos por la mañana y cogemos lo primero que pillamos del armario y combinamos las prendas por colores y telas, según la situación. Aunque nos parezca que pega, queremos vernos en conjunto en todo nuestro esplendor. La solución ideal es un espejo de cuerpo entero como, por ejemplo, uno de pie. Elige el espejo que más te gusta, sea uno de pared, práctico y que ahorra espacio, o uno de pie que sirve de accesorio a la habitación. El reflejo del espejo no tiene interrupciones. Para eso, es importante que consideres que tiene que medir al menos la mitad que tú. Sólo así podrás verte de pies a cabeza. Gira y agáchate frente al espejo, cámbiate o simplemente ríete cuando estés alegre. Un espejo de cuerpo entero es un elemento decorativo maravilloso y no debería faltar en ninguna casa.

Espejito, espejito en la pared

¿A qué altura hay que colgar el espejo? Eso depende de si eres el único que va a utilizar el espejo o también lo van a usar otros miembros de tu familia o tus compañeros de piso. Los espejos pequeños, que son solo para el rostro o el torso y que normalmente se cuelgan en el baño, no deben colgarse muy alto, porque así ofrecen un mayor reflejo de la cara, ya que si consigues que den mucha profundidad corres el riesgo de que deje de mostrar totalmente la cabeza. Si colocas iluminación sobre el espejo ya no habrá nada que se interponga entre tú y un look bien conseguido. Si vives con niños en casa, lo mejor es que cuelgues dos espejos sobre la pared, uno a la altura de los adultos y otro a la de los niños. Como alternativa, puedes colocar un taburete en el baño para que al lavarse los dientes los peques puedan verse al menos la cara en el espejo del baño.

El espejo, la joya de tu hogar

Además de un elemento funcional los espejos pueden convertirse en el centro de atención de tu hogar. El marco juega un papel decisivo, ya sea de oro, plata o lacado en blanco, en madera de nogal, en roble macizo o en bonito bambú. Tienes una oferta ilimitada de espejos para tu casa. ¿Qué estilo te gusta más? ¿El romántico y recargado, el elegantemente clásico o uno más moderno? Escoge el espejo que mejor se adapte a tu hogar, porque puede convertirse literalmente en el centro de todas las miradas. Muchos espejos van acompañados de marcos laboriosos y recargados; otros, sin embargo, son sobrios y clásicos. Un espejo de pared no es solo práctico, sino también un accesorio fantástico.

El espejo adecuado para cada habitación

Un espejo no es solo un espejo. Unos son más apropiados para el baño, otros lucen más en el dormitorio o el pasillo. Nuestros expertos del hogar te recomiendan que pongas al menos tres espejos en casa. El clásico imprescindible es el del baño, el que utilizas cuando te lavas los dientes, te peinas o te maquillas. En nuestro catálogo encontrarás muchos espejos para el baño, con baldas, taburetes o baúles para toallas a juego que darán un ambiente agradable a tu baño. ¿En qué habitación te vistes? ¿En tu habitación o en el vestidor? Puedes colocar un espejo de cuerpo entero en el sitio que quieras, pues estará ubicado en el lugar óptimo para revisar a diario lo que llevas puesto y evitar que salgas con un estilo caótico. También puedes decantarte por un espejo de pared o por uno de pie. A las mujeres les encanta contar en el baño con un armario a la altura de la cara con puertas de espejo, en el que se pueden maquillar y del que pueden sacar sus joyas. Así tienen todos los accesorios a mano. Obviamente, tampoco puede faltar un espejo en el pasillo. Aquí puedes echar un último vistazo al look que llevas justo antes de salir de casa. Como detalle decorativo que aporte un toque distinto también puedes poner un espejo en el salón, encima del sofá; o en el comedor, encima del aparador.

En nuestra tienda online podrás buscar hasta que encuentres la inspiración. Encontrarás desde sillas, mesas y cómodas hasta aparadores, estanterías, camas, colchones o somieres pasando por infinidad de accesorios para tu hogar... en definitiva, todo lo que tu casa necesita. Si tienes preguntas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, por teléfono, en nuestras tiendas o por correo electrónico. Estaremos encantados de atenderte.